Política de gestión

Como máximo responsable del GRUPO RIZA, entiendo que la gestión de la Calidad en los procesos y en los servicios ofrecidos es un elemento vital para la supervivencia de la empresa.

En los últimos años hemos pasado de trabajar para clientes poco exigentes, a exigencias de calidad inimaginables hace unos años en el sector de los tratamientos térmicos. Nuestra cada vez mayor dedicación a sectores como el eólico o automoción nos está obligando a cambiar nuestros métodos de trabajo y a realizar los procesos bajo parámetros previamente analizados y medidos con el compromiso de brindar a nuestros clientes un poco más de lo que esperan.

Las demandas cada vez mayores de estos sectores, principalmente del eólico, nos está obligando además a adaptar nuestras instalaciones a sus necesidades. Es así como va conformándose el
GRUPO RIZA, formado por TOMAS ARRIZABALAGA, S.L.; BAMINAR S.L., MOLDETZA, S.A.L.; MANDUBIA EOLICA, LABEKOA INDUSTRIAL, etc.

Nuestra apuesta es evidente. Lo ha sido así desde el nacimiento de la primera empresa del grupo:

  • Queremos seguir siendo un referente en el sector del tratamiento y de la forja.
  • Queremos superar con éxito los nuevos retos que se le vienen planteando al sector y que resumidamente vienen a señalar que un buen tratamiento supone un ahorro importante en procesos posteriores.
  • Queremos entregar a nuestros clientes productos terminados o semiterminados, partiendo de la adquisición de la materia prima solicitada.

Para este fin hemos desarrollado un Sistema de Gestión que nos ayuda a mejorar en cuanto al control de procesos, preservación del medio ambiente, satisfacción de cliente y la Seguridad y Salud de nuestro personal entre otros tantos aspectos:

  • Estableciendo las mediciones y controles oportunos en nuestros focos emisores (hornos tratamientos térmicos), con objeto de cumplir en todo momento con la legislación ambiental que nos aplica en materia de emisiones a la atmósfera.
  • Gestionando los residuos peligrosos generados (aceite usado, material impregnado de sustancias peligrosas…) conforme establece la legislación en materia de residuos.
  • Detectando las situaciones de riesgo, origen de las mismas mediante la aplicación de técnicas adecuadas e implementando las acciones correctoras que sean necesarias y posibles.
  • Analizando los riesgos existentes en nuestra actividad y procesos. Y analizando la afección de estas en las distintas partes interesadas existentes.

Además, seguiremos esforzándonos para que por medio de nuevas ideas, conocimiento y capacidad de nuestros integrantes podamos perfeccionar este Sistema de Gestión con el objetivo de reducir, evitar o suprimir los diversos tipos de contaminación presentes, los accidentes laborales y enfermedades profesionales en función de las posibilidades reales de la empresa. Por ejemplo,
mediante:

  • El establecimiento de pautas y sistemáticas para una correcta gestión de los residuos generados y
  • Mediante el cumplimiento por los operarios de todas las pautas de trabajo que se les indique para hacer los puestos de trabajo cada vez más seguros.

Con el fin de progresar en la eficacia del Sistema, seguiremos apostando por la mejora continua y seguiremos midiendo y analizando el resultado de nuestros procesos.

Seguiremos formando a nuestro personal y planteándonos objetivos, desde el convencimiento de que ahí reside una de las fuentes de la mejora. Y desde esta dirección se pondrán los medios y los
recursos necesarios para facilitar su consecución.

Esta organización y personal (interno y aquel que actúe en nombre de la organización) cuenta con mi total respaldo en cuantas actuaciones deban efectuarse para garantizar la plena eficacia del
Sistema.

A 15 de enero del 2018
Jose Arrizabalaga
GERENCIA